Miguel es el padre de mis dos hijas. Juntos compartimos veintidós años de nuestra vida. A finales de 2014 le diagnosticaron un cáncer en fase cuatro, que se ha tratado con radioterapia, quimioterapia y medicina natural complementaria.

Actualmente no tiene casi ningún síntoma, y su calidad de vida es excelente. Éstas son las reflexiones que desea compartir con otros enfermos como él, y las personas que les rodean. Esperamos que a alguien le sirvan de ayuda.

El jardín de Miguel

Una actitud positiva ayuda a solucionar el cáncer

Reflexiones de un enfermo de cáncer

Tengo metástasis en cerebro, pulmón, hígado y riñón. También tuve cáncer de colon, del que fui operado hace 12 años, y no se ha reproducido. Bien, el segundo episodio de cáncer lo detectaron hace catorce meses.

He mejorado ligeramente, y he llegado a esta conclusión:

La felicidad es el mejor medicamento, y el más barato.

Según Eduard Punset, la felicidad es la ausencia de miedo; pues estos estados de ánimo, miedo, estrés, temores, nervios, angustia, incertidumbre y alguna cosa más, te perjudican la salud, tanto o más que la enfermedad.

Una doctora oncológica me dijo que lo mío es grave, y que me quedan dos años de vida. Yo le agradecí su sinceridad, pues es su obligación decirme las cosas tal y como las ve. (En ese momento recordé a un primo mío, al que le dijeron lo mismo hace veintidós años, y ahí sigue dando guerra)

Quimioterapia ¿Sola o acompañada?

La quimioterapia cura, pero no viene mal ayudarla con meditaciones cada poco tiempo, y explorar otras alternativas complementarias, como las que ofrece en sus charlas Alberto Martí Bosch. En internet las tienes. Te recomiendo que explores un poco su página web.

Alberto Martí Bosch. Tratamiento holístico del cáncer

Yo practico los baños de agua a 35º con sal (los 38º pueden ser, pero quema un poco. Alberto sólo dice agua calentita) durante veinte a veinticinco minutos. Es importante beber agua durante este tiempo. Por la deshidratación, se te baja la tensión, y cuando salgas de la bañera te puedes caer redondo.

Otra cosa: un vaso de agua tibia con el zumo de medio limón y una cucharadita pequeña rasa de bicarbonato sódico en ayunas va muy bien para alcalinizar la sangre.

El ejercicio, ya sea en la playa o en el monte, haciendo respiraciones profundas, incluso varias veces al día te hace sentir mucho mejor.

Aunque sale algo caro, un médico naturista, con extractos de hierbas y homeopatía puede ayudar muchísimo.

Informa a tus médicos de las terapias alternativas, ten en cuenta que los del hospital no conocen en su mayoría nada de alimentación ni meditación y es probable que traten de desanimarte, tanto unos como otros.

Será por celos o por lo que sea, pero en ocasiones esto es así.

En este campo de medicina natural y herboristería he conocido a Sergio Chacón, médico que imparte clase en la Escuela Begoña Ferrero, muy bueno y eficaz.

Pedir cita médica con Sergio Chacón

Ver cursos de la Escuela Begoña Ferrero

Prácticas 104

Hay una relación directa entre alimentación y cáncer

Cuida lo que comes.

  • Prohibido comer carne roja,
  • Nada de azúcar pues éste es el alimento de los tumores.
  • El pan, de espelta.
  • Nada de harina blanca.
  • El vino con moderación, y que sea tinto. Nada de licores. Un vaso de vino tinto en las comidas puede ser beneficioso, pero si te es difícil parar en el primer vaso, no compres la botella.
  • La leche, que no sea de vaca. Yo uso la de avena.
  • Come fruta y verdura, cuanto más crudas las verduras, mejor. Las ensaladas son mágicas, la soja, las uvas negras, el brócoli, la col rizada.
  • También es bueno el pescado, si es azul, mejor.
  • La carne, de pollo o pavo, pero recuerda, lo ideal en cuanto a carne es 45 gramos al día.

Actitud positiva

Esto es muy importante:

Si viene un amigo y te hace reír, abrázalo para que vuelva pronto, pero si viene con cara de funeral, échalo a palos.

No te cortes, tú no puedes cargar con los miedos de los demás. En cierta ocasión, mi amigo Paco Bontempi, médico y psiquiatra, me dijo “no podemos cargar con la negatividad de los demás”

Cumpleaños soplando el símbolo del infinito

Cumpleaños soplando el símbolo del infinito

Les envío un abrazo a todos, menos a mi médico de familia. Cada vez que me ve, se le pone cara de duelo. Yo le doy palmaditas en el hombro diciéndole “no te preocupes. Ya lo estoy superando. Ya verás cómo salgo de ésta”

Sé que me voy a morir, claro que sí, pero ¿y quién piensa que no se va a morir?

Yo tengo la suerte de saber que está más o menos cerca, y he podido prepararme para ese momento, y empezar a ocuparme de dejar mis asuntos familiares en regla.

Hace falta tiempo, pues ésta es una enfermedad muy larga, así que paciencia y mucha moral, aprieta los puños y piensa

“Sí te venceré, y saldré reforzado”

“Gracias Universo por darme esta oportunidad de madurar y crecer emocionalmente”

Y por último “Viva la lucha que me hace más fuerte”

“La pregunta es la más creativa de las conductas humanas”. Responsable de Innovación
¿Te resultó útil este artículo?  0 0 17
Etiquetado con →