Cuando era pequeña, vivía en una finca en Tenerife, y mi padre cultivaba todo tipo de verduras y frutas ecológicas. ¡Me encantan!

Llano del MOro 2

Por esta razón, cuando estudié mi carrera de Nutrición Humana y Dietética, busqué referencias bibliográficas que confirmaran una relación entre los alimentos ecológicos y la salud, y mi Trabajo de Fin de Grado lo enfoqué en este tema.

Sobre todo, lo que encontré fue mucha información indirecta, es decir, la relación entre los contaminantes que se usan en la comida, y la pérdida de la salud. Quiero compartirla, para que puedas consultarla cuando sea necesario.

La buena noticia es que tengas los contaminantes que tengas, se pueden limpiar. Existen métodos sanitarios para hacerlo.

El Convenio de Estocolmo

Este convenio establece medidas para el control de 12 contaminantes orgánicos persistentes (COP):

Nueve de ellos son plaguicidas (aldrín, clordano, DDT, dieldrín, endrín, heptacloro, hexaclorobenceno, mirex y toxafeno), es decir, están presentes en la comida.

Debido a sus características tóxicas, su gran persistencia ambiental, su capacidad para bioacumularse en las cadenas alimenticias y de trasladarse a grandes distancias, los COP son un problema mundial.

bioacumulación

Los contaminantes orgánicos persistentes (COP) se bioacumulan

Por estas razones, se firmó en Estocolmo, Suecia, en 2001 y entró en vigor, es decir, comenzó a ser legalmente obligatorio, en 2004. Más tarde, en 2012, se incorporó al endosulfán a la lista de Naciones Unidas de Contaminantes Orgánicos Persistentes (COP) a eliminar en todo el mundo.

¿En que año naciste tú? Yo desde luego, antes de 2004, y estos contaminantes campaban por el mundo a sus anchas.

Características de los COP

  • Son tóxicos para la salud animal y humana, incluso en cantidades muy pequeñas.
  • Contaminan el medio ambiente.
  • Son orgánicos por tener carbono en su estructura química lo que los hace ser liposolubles y permite que se “bioacumulen” y “biomagnifiquen” a los largo de las cadenas alimenticias.
  • Son persistentes ya que duran años o décadas antes de degradarse; y pueden desplazarse a grandes distancias. Es difícil controlarlos cuando se liberan en el ambiente.

¿Qué es bioacumulación y biomagnificación?

Los COP se disuelven en los tejidos grasos de vegetales y animales y se van concentrando en ellos. Esta concentración se biomagnifica, es decir, aumenta en cientos e incluso millones de veces, en la medida en que los organismos son devorados por sus depredadores. De este modo, los COP alcanzan las concentraciones más altas en las especies que están en lo alto de las cadenas alimentarias, como los peces, aves depredadoras y mamíferos, incluyendo seres humanos.

¿Te suena esto de “mejor comer los peces pequeños, porque tienen menos contaminantes que los grandes?”

300px-MercuryFoodChain-02

Los COP son capaces de traspasar la placenta y afectar el desarrollo del feto; se secretan en la leche materna y se han encontrado incluso en el semen de animales y el hombre. Además los embriones, fetos, recién nacidos y niños en general son más sensibles a los efectos de los plaguicidas porque tienen procesos de división celular más activos.

¿Qué es la disrupción endocrina?

Los disruptores endocrinos son compuestos químicos con actividad hormonal que alteran funciones del sistema endocrino, y causan efectos adversos sobre la salud de un organismo sano o sus descendientes.

Los COP incluidos en el Convenio de Estocolmo, son disruptores endocrinos, es decir, pueden imitar, sustituir o inhibir la acción de las hormonas, lo que provoca un gran número de reacciones bioquímicas incontroladas, a muy bajas concentraciones, especialmente en el desarrollo embrionario.

En el embrión y el feto las hormonas guían el desarrollo de los órganos sexuales, y de los sistemas nervioso e inmunológico, así como la formación de órganos y tejidos. La carencia o exceso de una hormona puede producir trastornos muy graves.

También incrementa la incidencia de diversos cánceres hormono-dependientes.

Efectos crónicos

La ingesta de alimentos que contienen estas sustancias suponen una exposición prolongada a bajas cantidades, y estas se acumulan, pudiendo producir efectos a largo plazo (crónicos).

Los efectos crónicos producidos por los COP incluyen el cáncer, problemas reproductivos (muerte fetal, abortos espontáneos y alteración de la fertilidad), alteración del sistema inmunológico (baja las defensas); disrupciones hormonales, y alteraciones en el comportamiento, entre otros.

El peligro de este tipo de toxicidad crónica es que sus efectos no se observan inmediatamente, lo que genera una falsa sensación de seguridad, que a su vez potencia el uso irresponsable a través de los alimentos.

Los científicos estiman que hoy todas las personas, llevan en sus cuerpos al menos 700 contaminantes.

No se han estudiado los efectos de la combinación de este cóctel de sustancias químicas encontradas en el cuerpo humano, ya que las regulaciones gubernamentales sólo establecen “límites tolerables” de algunas de estas sustancias “individuales” en los alimentos, pero no se ha estudiado suficientemente una “exposición múltiple y acumulada”.

Clínica Laurisilva

¿Deseas Asesoramiento Nutricional ?
Pincha aquí:   Clínica Laurisilva
¿Deseas aprender Naturopatía, Masaje y otras Técnicas de Bienestar?
Pincha aquí:   Escuela Begoña Ferrero

Anexo: Efectos de los plaguicidas contaminantes orgánicos persistentes (COP)

Fuente: Fichas técnicas de plaguicidas a prohibir o restringir. Incluidos en el Acuerdo Nº 9 de la XVI Reunión del Sector Salud de Centroamérica y República Dominicana (RESSCAD). OPS, OMS.

Los efectos agudos son comunes a todos ellos:

Alteración del sistema nervioso central, malestar, dolor de cabeza, nausea, vómito y mareo

Los efectos crónicos son los que vamos a detallar a continuación:

Organoclorados en general

Temblores, excitación, convulsiones recurrentes, depresión severa de los sistemas respiratorio y nervioso central, y coma.

Aldrín

Excitación del sistema nervioso central. Anormalidades en el electroencefalograma y convulsiones. La IARC lo clasifica en el Grupo 3 (posible carcinógeno humano). En animales de experimentación es fetotóxico. El aldrín se metaboliza y deriva en dieldrín. Disrupción endocrina.

Clordano

Excitación del sistema nervioso central, anormalidades en el electroencefalograma y convulsiones. La IARC lo clasifica en el Grupo 3 (posible carcinógeno humano). En ratones reduce la fertilidad en cerca del 50%. Disrupción endocrina.

DDT

Anormalidades en el electroencefalograma y convulsiones. La IARC lo clasifica en el Grupo 2B (posible carcinogénico para humanos). En laboratorio ha mostrado ser mutagénico (inhibición miótica moderada y aberraciones cromosómicas y daños). Suprime el sistema inmunológico, causa esterilidad y es fetotóxico, teratogénico y carcinogénico (hígado, pulmones, tiroides, leucemia) en animales de laboratorio. Disrupción endocrina.

Dieldrín

Alteraciones del sueño. Excitación del sistema nervioso central, anormalidades en el electroencefalograma y convulsiones. Suprime el sistema inmunológico y causa cáncer de hígado en ratones. La IARC lo clasifica en el Grupo 3 (posible carcinógeno humano). En animales de experimentación es fetotóxico y puede alterar la fertilidad en machos y hembras. Disrupción endocrina.

Endrín

Crónicos: Excitación del sistema nervioso central, anormalidades en el electroencefalograma y convulsiones. La IARC lo clasifica en el Grupo 3 (posible carcinógeno humano). En animales de experimentación es fetotóxico y altera la espermatogénesis. Puede producir daño cromosómico en el tejido germinal de hombres y mujeres. Disrupción endocrina.

Heptacloro

Excitación del sistema nervioso central, anormalidades en el electroencefalograma y convulsiones. La IARC lo clasifica en el grupo 2B (posible carcinógeno humano). Se ha asociado con infertilidad y desarrollo inadecuado de camadas en animales de experimentación. Incremento en la incidencia de cáncer de hígado en ratas. Disrupción endocrina.

Hexaclorobenceno

Excitación del sistema nervioso central, anormalidades en el electroencefalograma y convulsiones. La IARC lo clasifica en el Grupo 2B (posible carcinógeno humano). Niños expuestos a pan contaminado mostraron estatura baja, manos y dedos atrofiados, osteoporosis y modificaciones artríticas. Es teratogénico en animales de experimentación. Problemas en la reproducción de los machos, efectos perjudiciales en el feto y en la descendencia. Disrupción endocrina.

Mirex (sin información)

Toxafeno (campheclor)

La IARC lo clasifica en el Grupo 2B (posible carcinógeno humano). Disrupción endocrina.

 

 

¿Te resultó útil este artículo?