Objetivos de una Alimentación Correcta

Alimentación correcta: Mantiene la salud y previene la enfermedad

Si eres una persona sana, el objetivo es prevenir la enfermedad.

En el caso de que estés padeciendo alguna patología, la alimentación correcta será aquella que se adapte a tu enfermedad. Hará falta una adaptación, ya que hay numerosos pacientes que no pueden tolerar una alimentación normal (basal).

Los tratamientos que precisas para tratar tu enfermedad pueden influir sobre tu forma de alimentarte, y provocar que tu estado nutricional no sea adecuado. ¿Lo has notado al tomar medicación? ¿Tu sistema digestivo ha sido afectado por los medicamentos?

Cuando se está tomando medicación, o quimioterapia, es muy importante que estés bien nutrido, porque si lo estás, tolerarás mejor el tratamiento, éste será más eficaz, se presentarán menos complicaciones, y tendrás mejor calidad de vida.

Definiciones

Definiciones: Dietética y Dietoterapia

La Dietética tiene como objetivo preservar la salud de las personas, a través de su alimentación.

Se define como: La ciencia que estudia la forma de proporcionar a cada individuo o colectividad, los alimentos necesarios para su adecuado desarrollo.

Dietoterapia, es la rama sanitaria que estudia la selección y preparación de alimentos en las diferentes patologías, para lograr a través de una alimentación apropiada, un efecto positivo en el mantenimiento del estado de nutrición normal, y en la recuperación del individuo enfermo o con necesidades específicas.

Dieta, es el plan alimentario adecuado, que contiene cantidades apropiadas de todos los nutrientes, para cubrir las necesidades vitales, y mantener la salud de una persona o de una colectividad.

Dietoterapia ¿Sola o acompañada?

Una alimentación correcta, ayuda cuando necesitas tomar medicación

A veces la dietoterapia es la forma primaria del tratamiento, y no necesita la intervención de otros profesionales, además del nutricionista. El ejemplo más cotidiano es el plan de alimentación del paciente con Obesidad.

Pero frecuentemente, la dietoterapia se realiza acompañando a otras formas de tratamiento médico, por ejemplo, el plan de alimentación del paciente con Diabetes.

Cualquier patología, se puede optimizar si además de ir al médico, nos cuidamos acudiendo también al nutricionista.

Un Nutricionista es un profesional sanitario universitario, formado para diseñar una alimentación adaptada a tu situación, tanto si estás sano, como si estás enfermo.

Una alimentación adaptada, tiene en cuenta:

  • Fisiopatología de los órganos afectados
  • El estado de la digestión gástrica e intestinal
  • El momento evolutivo de la enfermedad
  • Los síntomas o síndromes concomitantes
  • El estado nutricional del enfermo
  • Las intolerancias individuales
  • Los patrones culturales
  • Las necesidades fisiológicas (o fisiopatológicas) y nutricionales
  • Los hábitos alimentarios
  • Datos relativos al estilo de vida
  • Características personales o de tu colectividad

A partir de este estudio, el nutricionista te puede orientar en la confección diaria de tua alimentación, siempre respetando tu patrón cultural y tus gustos individuales.

Algunos ejemplos de dietas muy especiales

Dietas terapéuticas

Esenciales: Son la base del tratamiento dietético de una determinada enfermedad. Por ejemplo intolerancia al gluten o insuficiencia Renal

Profilácticas: Son requeridas en determinadas situaciones, como podría ser en hipertensión, o en obesidad

Paliativas: Son las que ayudan a la curación de la enfermedad. Se utilizan por ejemplo en Ulcus gástrico, Hepatopatía crónica, o Hiperuricemia

La dieta absoluta está indicada en el post-operatorio, parto con anestesia, durante la fase aguda de una diarrea, para reconocimientos gastrointestinales o cualquier otra situación que requiera reposo gastrointestinal.

La dieta absoluta consiste en no comer nada. Cuando no entra nada por la boca, ni siquiera agua, este período se denomina Ayuno. Si es necesario, se realiza una reposición hidrosalina via endovenosa.

La dieta de Urgencias se caracteriza por ser de consistencia blanda, baja en grasa y azúcares solubles.

Está indicada en adultos que por situaciones específicas acuden a urgencias del hospital, donde transcurren algunas horas mientras se hacen pruebas complementarias.

Los pequeños detalles

  • Procura realizar un número de 5 a 6 ingestas diarias y que éstas sean variadas y de pequeño volumen.
  • Trata de que el momento de las comidas, sea en un ambiente tranquilo y agradable y preferiblemente come acompañado.
  • Evita ambientes con olores desagradables.
  • Mantén una correcta higiene bucal.
  • Estimula el apetito con pequeñas cantidades de zumo, frutas, o caldos tomados antes de la comida.
  • Presenta y prepara los platos de forma agradable y atractiva, con cocciones sencillas, combinaciones variadas de alimentos y colores llamativos.

¿Necesitas Asesoramiento Nutricional?

Clínica Laurisilva

WhatsApp 627 24 45 95

¿Te apetece venir a clases de dietética, o a prácticas?

Escuela Begoña Ferrero. Dietética

¿Te resultó útil este artículo?