La humilde tunera, que crece silvestre en muchos lugares, y no le hacemos ni caso, sirve para muchos remedios en Medicina Integrativa. Para aliviar dolores articulares y musculares, contusiones, para la cicatrización de heridas, desinflamar, y más….

Te contamos por qué, y cómo utilizar la tunera con detalle.

¡El conocimiento es salud!

Su nombre científico es Opuntia ficus-indica. Otros nombres comunes de la tunera son higuera tuna, nopalera, nopal, o penca.

Se trata de un cactus. Los tallos forman sucesivas palas o pencas carnosas en forma de falsas hojas de color verde, cubiertas de espinas o púas. Al borde de las palas se disponen flores de color amarillo naranja a rojizas.

Los frutos, llamados tunos o higos picos, son primero verdes y cuando maduran son verde claro o anaranjado, y están cubiertos de finas púas. En el interior son blancos o amarillosos y con muchas semillas.

Indicaciones de la tunera

DSC_0029

En medicina integrativa, o natural, todo en la tunera es aprovechable: las palas o pencas, las flores y los frutos, debido a la acción de los siguientes principios activos:

– Palas o pencas: Mucílagos
– Flores: Flavonoides y mucílagos
– Frutos: Pectina, Taninos, Betaxantinas y Carotenoides.

Las Palas o pencas tiene acción emoliente (ablanda o relaja) y antiinflamatoria.

Están indicadas en:

– Dolores articulares o musculares
– Dolor renal
– Forúnculos
– Dermatitis o eccemas
– Heridas superficiales
– Hiperlipidemia
– Hiperglucemia

Indicaciones de las Flores:

– Gastroenteritis
– Diarreas
– Infección orina

Indicaciones de los frutos:

– Catarros
– Antidiarreicos

¿Cómo hacer los preparados con la tunera?

P1030338

Dosis y formas de administración, para su uso interno:

Las Pencas se utilizan en forma de cocción, tomando de 2 a 3 gramos de pulpa, para una taza de 150 ml.

Con las Flores, se hace Infusión, poniendo de 2 a 3 gramos de flores secas, para una taza de 150 ml.

Los frutos se toman directamente como alimento.

Ejemplos de preparación para su uso externo: Emplasto o cataplasma de tunera.

Se pela la penca para obtener la pulpa. Una vez troceada y hervida se coloca caliente sobre la zona a tratar, sirviéndonos de una gasa o paño, sobre el que colocamos algo de lana para mantener el calor.

Este remedio es de utilidad para catarros y contusiones o dolores articulares o musculares.

También se utiliza la pulpa, sin hervir ni calentar. Sólo hay que molerla ligeramente en la batidora y se aplica de la misma manera, pero en frio. Es beneficiosa sobre heridas, para favorecer su cicatrización, o sobre enfermedades inflamatorias de la piel.

Ahora, cuando mires el paisaje, lo verás diferente…

"La naturaleza es la que cura"

Laurisilva. Centro de Medicina Integrativa “La naturaleza es la que cura”

¿Deseas estudiar las plantas medicinales o venir como oyente?  Pincha aquí:  Escuela Begoña Ferrero. Fitoterapia
Para solicitar  tratamiento de Medicina Integrativa, pincha aquí:  Laurisilva. Centro de Medicina Integrativa
¿Deseas leer algo más sobre plantas medicinales? Medicina Integrativa. Pino canario

 

Licenciada en Medicina
¿Te resultó útil este artículo?  0 0 4