El Drenaje Linfático Manual (DLM) es una técnica muy utilizada con fines médicos. Sin embargo, el ejercicio de DLM por parte de personal parasanitario, está permitido por ley y se han ganado juicios al respecto. Como médico, considero una ventaja poder recomendar DLM a mis pacientes, y contar con personal parasanitario bien preparado para ejercerlo.

Es una técnica poco conocida en comparación con el masaje clásico, por esta razón creo que les sería de utilidad comprender cuáles son sus principales diferencias.

Algunos detalles de Quiromasaje (Masaje Clásico)

1.- Mejora la micro circulación (capilares sanguíneos), activando los procesos de filtración y reabsorción que se verifican en ellos, por lo que se activa la movilización y la eliminación de residuos (restos metabólicos) presentes en los músculos y en el tejido conjuntivo de la parte tratada

Al estimular la irrigación sanguínea, la zona tratada presenta un mayor o menor enrojecimiento. Ello en personas que presentan una cierta retención de líquidos resulta contraproducente.

Circulación 2

2.- Regula el tono muscular, especialmente de la musculatura estriada (voluntaria) o esquelética de nuestro cuerpo.

3.- Mejora o mantiene la elasticidad de músculos, tendones, ligamentos y otras estructuras del tejido conjuntivo a las que también va dirigido.

4.- Efecto estimulante inicial al que sigue un efecto relajante, tanto físico como psíquico

5.- Se ejerce una presión de masaje con una cierta intensidad y profundidad, que son excesivas para el sistema linfático vascular, dificultando su automatismo impulsor.

6.- Un masaje vigoroso puede producir un cierto dolor en algunos casos, sin que eso de por sí, signifique ninguna contraindicación.

Manos BF 23

7.- El ritmo con el que se practica es bastante más rápido que el del DLM.

8.- Utilizan medios lubricantes de la piel para favorecer el deslizamiento de la mano (aceites, cremas de masaje, etc.).

 

Drenaje Linfático Manual. Una técnica diferente

Cada uno de los efectos fisiológicos que produce el DLM desencadenará reacciones orgánicas durante la práctica del mismo, inmediatamente después o varios días después.

El sistema linfático

Actúa sobre los vasos linfáticos activando su automatismo, con lo que se mejora la eliminación del líquido intersticial y de la linfa que por determinadas circunstancias hayan podido acumularse en algunas partes del cuerpo. No aumenta, en cambio, la filtración en los capilares sanguíneos, como ocurre con el masaje

Va dirigido a activar la circulación linfática, especialmente la subcutánea, sobre los diferentes cuadrantes linfáticos en dirección a las vías de desagüe (ganglios linfáticos regionales) que comunican con vías más profundas.

El resultado final de esta técnica es la prevención, eliminación de edemas y regeneración general del sistema linfático (sistema defensivo orgánico).

Siatema linfático 3

La técnica

Al tratarse de manipulaciones suaves, lentas y repetidas ejercen un apreciable efecto vagotónico (antiestrés) por activación del sistema nervioso vegetativo de la relajación (parasimpático).

Jamás debe producir un enrojecimiento de la piel, evitando cualquier fricción o presión intensa que lo pueda ocasionar. Un enrojecimiento de la piel determina un mayor aporte de sangre y por lo tanto una mayor filtración (paso de líquido a los tejidos), lo cual debemos evitar para no dificultar el fin primordial del DLM.

Las presiones de empuje son más suaves, a la vez que se hacen tangenciales sobre la superficie cutánea y con un cierto movimiento circular de máxima y mínima presión.

Jamás produciremos dolor con el DLM, pues en tales casos los vasos linfáticos por vía refleja dejan de funcionar correctamente. En el tratamiento de, hematomas, inflamaciones u otros focos dolorosos separaremos nuestras manos de ellos lo suficiente para no desencadenar dolor alguno.

El ritmo de las manipulaciones del DLM es bastante lento. En condiciones normales los vasos linfáticos se contraen de 10 a 14 veces por minuto.
Las manos del linfoterapeuta aparecen como fláccidas durante la práctica del DLM, las muñecas sueltas, y los dedos pasivos.

No se emplea ningún tipo de producto que haga resbalar la mano sobre la piel del paciente. Si no hay una buena adherencia, no se puede empujar bien la piel y el líquido que hay debajo.

DLM

Indicaciones y efectos

La indicación principal del DLM, es su acción antiedematizante, campo donde realmente destaca por encima de otras posibles terapias. Sin embargo, las acciones o efectos que ejerce sobre el organismo humano son más amplios y variados.

• Acción antiedematizante
• Sistema nervioso vegetativo
• Fibras musculares
• Respuesta defensivo-inmunitaria

La acción antiedematizante del DLM produce aumento de la orina, debido a que mejora el drenaje y circulación general de los líquidos en el cuerpo, eso aumenta el filtrado glomerular y ello aumenta la producción de orina y así la micción. Durante los siguientes tres días tras haber recibido un Drenaje linfático, pueden producirse estos efectos:

• Aumento de la orina.
• Cambio de color u olor en la misma.
• Aumento de las heces.
• Cambio de color u olor en las mismas.
• Mayor sudoración.

Si bien el Quiromasaje también dispone de una serie de suaves manipulaciones llamadas de vaciado, éstas en realidad favorecen poco el drenaje linfático, y sólo si la parte tratada está sana y no existe ningún linfedema en ella. Si no es así, únicamente las manipulaciones específicas del DLM son capaces de vaciar un linfedema.

Sedante y analgésico

Las manipulaciones que utilizamos en la práctica del DLM determinan un contacto físico repetido, suave y monótono con la piel del paciente, con lo que se ejerce un notable efecto sedante (acción vagotónica).

Así mismo, el estímulo suave, continuo y repetido con los receptores del tacto determina que el DLM ejerza también cierto efecto analgésico (sedante del dolor) sobre la zona tratada.
El DLM ejerce un efecto relajante en caso de encontrarse los músculos tensos o hipertónicos.

Actúa también sobre la musculatura lisa

Influye tanto sobre las fibras musculares:
• Estriadas: favoreciendo su relajación cuando están tensas o hipertónicas.
• Lisas: mejorando su automatismo, como se observa, por ejemplo, en los angiones linfáticos o en el intestino.

 

musculos_lisos_estriados

Las estructuras de musculatura lisa, cuando son sometidas a una serie de estímulos suaves como los que produce el DLM, reaccionan mejorando (activando) su automatismo.

Es particularmente interesante en la musculatura lisa intestinal (tratamiento del estreñimiento) y la de los vasos sanguíneos (esfínteres precapilares) que a veces se manifiesta en forma de palidez de la piel sobre la que se aplica el DLM.

 

Sistema inmunitario

Aunque no se haya demostrado científicamente todavía, ya se han conseguido los primeros resultados clínicos, y existe el convencimiento de que con el DLM mejoramos la respuesta defensivo-inmunitaria de las zonas tratadas.

Con el DLM vaciamos y resolvemos estados de encharcamiento, evitando que se acumulen residuos en las zonas afectadas

https://www.youtube.com/watch?v=uuZYZUe2EmM

Como hecho deductivo, esta “limpieza” facilita el acceso de información y respuesta de los elementos protectores inmunológicos, tanto celulares (linfocitos, macrófagos) como humorales (anticuerpos).

 

¿Deseas recibir Drenaje linfático manual?
Pincha aquí: Begoña Ferrero. Cita previa
¿Deseas aprender la técnica del Drenaje Linfático manual, o venir como libre oyente?
Pincha aquí: Escuela Begoña Ferrero. DLM

 

Licenciada en Medicina
¿Te resultó útil este artículo?  0 0 8
Etiquetado con →