¿Te atreves con la felicidad?

“La felicidad se experimenta como peligrosa, porque nos convierte en solitarios.

Con los problemas y la desdicha, sin embargo, nos encontramos acompañados. Van unidos a una sensación de inocencia.

La solución y la felicidad, en cambio, van unidas a una sensación de traición y de culpa”     Bert Hellinger

2016-Header-Hellinger-mit-Text

Bert Hellinger (Alemania 1925), es una de las figuras clave de la psicoterapia contemporánea.

Estudió filosofía, teología y pedagogía. También se formó como psicoanalista y desarrolló su propia terapia sistémica. Las Constelaciones familiares.

¿Para qué hacer una constelación?

Responde María Fernández, profesora de Constelaciones familiares:

Sobre todo, para solucionar situaciones de sufrimiento, que se repiten continuamente en la vida. Yo te preguntaría ¿Cuál es la parte de tu vida que no está presentando armonía para ti?

La pareja, me puedes responder. Entonces compartimos información, y para mostrártelo, sin que se pueda manipular, voy a configurar a alguien que represente a la pareja, y a alguien que te representa a ti, y esos representantes van a entrar en movimiento.

Es una representación en vivo, en directo.

A partir de ese inicio del trabajo, puede ser necesario que represente a la mamá, o al papá, porque eso es lo que está ocasionando que las personas con problemas de pareja, no se sientan disponibles.

El problema no depende de una sola persona. Tiene ataduras. Puede ser que algún abuelo haya tenido una relación oculta, o de conflicto, malos tratos…Podemos ver a través de una constelación qué es lo que ata a esa persona, y la solución.

Al trabajar con el alma, subconscientemente, se sana de una forma profunda, y desde otras perspectivas.

Entrevista completa (a partir del minuto 49)

Frases de Bert Hellinger

“La pregunta de cómo podría ser una montaña resulta superflua cuando la miras”

“la intuición únicamente funciona si estoy orientado hacia la solución, hacia el amor y el respeto. Uno se olvida de todo lo que ha aprendido hasta el momento. Después, se dirige la mirada a todos los implicados, con amor y con respeto. Y se espera a ver si se vislumbra una solución”

¿Qué es el alma?

alma 2

“Las manipulaciones terapéuticas superficiales, cuyo objetivo es restaurar la normalidad u orientar una vida de acuerdo con ciertas normas, reducen – encogen – ese profundo misterio a las pálidas dimensiones  de un común denominador social llamado personalidad adaptada.

El cuidado del alma ve una realidad totalmente distinta. Ve cada caída en la ignorancia y en la confusión como una oportunidad de descubrir que la bestia que reside en el centro del laberinto es, además, un ángel”

Thomas Moore.

¿Qué hace un representante?

Cuando miro a los ojos a una persona, y luego represento para ella, a su madre por ejemplo, siento sensaciones diferentes, según de quién se trate, aunque no se me ha dicho nada. Ni siquiera sé si la persona a quien estoy representando está viva.

Una vez, me ocurrió que representando a una persona, sentí que me sudaban las manos. Cuando terminó el trabajo, esa persona se me acercó y me dijo “de hecho me he operado de hiperhidrosis” ¿Cómo se había transmitido esta información a mis manos, si yo no tenía idea de este dato?

A veces siento emoción, y me caen las lágrimas. Con otra persona he tenido ganas de reír y de tocarle, en otra ocasión ha habido personas en medio, impedimentos para el contacto, a veces siento una enorme ternura, y puede haber un movimiento de acercamiento, o de alejamiento…

Cuando represento, sólo soy un centro vacío, y las sensaciones y movimientos que se muestran a través de mí, tienen un significado para cada persona que mira. Es su espejo, y la imagen de su solución.

El sistema familiar pequeño, y “algo” más grande

El sistema familiar pequeño frecuentemente transmite este mensaje “no me siento querido” “no soy querible” “no tengo derecho a pertenecer a este sistema con amor”. Padres y abuelos pueden haber sufrido carencia de afecto, y transmitido este mismo mensaje.

El alma común está por encima de la individualidad y de la mente. Es una fuerza mayor, arcaica, con necesidades y leyes vitales, más poderosas, significativas e irrefrenables. La conciencia colectiva son las raíces. La conciencia individual son las ramas.

Hay un código por el cual la materia y la energía se combinan y se descomponen. Una fuerza organizadora de los átomos, desde su lejana procedencia en muchas estrellas diferentes, hasta llegar a lo pequeño, este ADN, y este sistema generacional.

Si te parece bien, podríamos llamarlo “vida”.

Las leyes vitales

Constelaciones 6

1.- Pertenencia. Todos pertenecen. Todos los que pertenecen, se aman, se respetan y se reconocen. La idea de “Yo tengo derecho a pertenecer más que tú”, se asocia a los conceptos de bueno y malo. Esta conjetura, en el sistema mayor, queda refutada.

2.- Equilibrio. Hay un equilibrio que inexorablemente busca todo el sistema, y se mueve en dirección a la reparación y la compensación.

Cada conflicto tiende a la reconciliación. Hasta tal punto que un criminal y una víctima pertenecen cada uno al sistema del otro, y ambos sistemas tienden a sanar la situación con el tiempo.

3.- Orden. El amor ocurre dentro de un orden, básicamente cronológico. Los que llegaron antes merecen un respeto. Los que se van antes, merecen una despedida correcta. Decirles “yo me quedo un poco más de tiempo, y después también me iré. Voy a ser feliz, y te llevaré en mi corazón”

Poner en orden las cosas no sólo significa que vamos a ver a nuestro abogado y redactar testamento. Esencialmente es reconciliarnos con aquellas relaciones importantes, que han sido conflictivas.

Estar al servicio de la vida

Es absurdo perder el tiempo, las ilusiones y la salud en búsquedas mendicantes de amores negativos, de míseras migajas de aprobación superficial, que nos llevan a cargar con prejuicios del sistema familiar.

Al decir inconscientemente “quiéreme mamá, papá, abuelo, abuela, etc, porque copio tus mismos problemas y enfermedades”, se repiten situaciones insanas, como adicciones, y relaciones conflictivas.

Deja de repetir los aprendizajes del pasado. Así les haces un gran favor a todos, honras a los mayores, y liberas a tus hijos y nietos.

Estar al servicio de la vida, es atreverse a ser uno mismo, pues es el único lugar que nos corresponde. Es atreverse a  sentir el hormigueo esencial, y los grandes movimientos emocionales (e-movere), acercamientos y alejamientos, que hacen de la vida una sana locura, tan intensa, tan bella.

Es atreverse a ser feliz.

Bebé

¿Quieres participar en nuestras constelaciones?
Pincha aquí:   Escuela Begoña Ferrero. Constelaciones Familiares
“La pregunta es la más creativa de las conductas humanas”. Responsable de Innovación
¿Te resultó útil este artículo?  0 0 11
Etiquetado con →