Dudar de todo o creérselo todo son dos soluciones igualmente cómodas que nos eximen de reflexionar

Henri Poincaré. La ciencia y la hipótesis

A raíz de nuestro taller de masaje abdominal, llamado tradicionalmente “bajar la madre”, ha surgido el debate sobre los rezos, ya que muchas de las personas que bajaban la madre en Canarias, también santiguaban o rezaban. (Nosotros sólo podemos enseñar la técnica. Los rezos no los conocemos)

Tenemos la polémica servida. ¿Las oraciones son capaces de cambiar nuestro estado mental y físico?

Santiguadora

Rezos de una santiguadora canaria

Terapias energéticas, rezos y el salvaje oeste

Inmediatamente, la conversación derivó hacia las terapias energéticas. El Reiki por ejemplo. Hay muchas personas que lo “practican” sin ningún tipo de fundamento.

Me ha llegado la información de alumnos que han ido a trabajar en hoteles y les han dicho, así, sin más: “tú pones las manos así, y ya está”

¿Eso es Reiki?. No. Es simplemente un engaño. Los auténticos maestros o discípulos de Reiki, practican muchas horas para lograr una coherencia interna que les permita canalizar energía vital en más cantidad y calidad. Es una energía física, por lo tanto no hay que creer nada para que funcione.

Ah! Y después están los que trabajan “con los ángeles” pero de mentira. Claro, con la ayuda de los ángeles, dejan a los clientes descansando solos en la cabina, y se van a atender a otros clientes. Entre un solo “terapeuta” y un buen equipo de ángeles, se pueden forrar, porque se reparten el trabajo entre todos, pero sólo cobra uno. (Que el trabajo angelical es gratis).

angel

Rezos y creencias: Ángeles

Dios en persona también puede ser un socio muy potente para algunos atrevidos, y tampoco cobra nada…Beneficios al cien por cien para el socio terrenal. Es buen negocio…

Para rematar, también están los que, después de una pseudo terapia por parte de personal sin ninguna preparación, te preguntan si quieres algo más, y por cincuenta euros te venden, desde un final feliz, hasta una enfermedad sexual, pasando por un trauma psicológico.

Charlatanes y estafadores hay en todas partes. Y ya estamos en el salvaje oeste de las Terapias Alternativas y las creencias falsas.

Afortunadamente, la mayoría de las personas usan el sentido común, y cuando se sienten estafados, no vuelven. Además, solemos buscar referencias hablando con alguien de confianza.

Retomando el hilo inicial de los santiguados, es que todo lo que contenga el concepto “santo”, me pone muy prudente. Porque podríamos entrar en el terreno de la creencia ciega, las suposiciones, las conjeturas…

Hace poco hablaba con un amigo que había viajado a Tibet, y esta era su conclusión

“Hay mucha superstición. La auténtica espiritualidad es muy escasa”

Versículos de la biblia

Cuando la espiritualidad es real, el Dalai Lama se va a pasar el fin de semana con los monjes benedictinos, y no pasa nada. No hay división.

En una espiritualidad auténtica ¿Existirían diferentes religiones?

Un mal aire

En aquel momento Silvia tenía dos años, y era un mes de febrero muy frío. Viajando en mi coche con la ventanilla abierta, el frío le dio en la cara durante todo el trayecto. El resultado: Media cara con parálisis facial. La llevé inmediatamente al hospital y allí me dijeron que no era nada, una simple parálisis del nervio facial por el frío, y que se le pasaría solo.

Ver una niña con parálisis facial es muy duro.

Necesitaba “hacer algo”, y mis amigas me hablaron de una señora que rezaba y quitaba “el mal aire”. A cambio de “la voluntad”.

Y fui. Debo reconocer que esa sensación de haber expresado de alguna forma que me importaba mucho la mejoría de mi hija, me calmó el estrés agudo inicial.

Al final, los médicos tenían razón. Aquello se quitaba solo.

¿Los rezos sirvieron para algo más que para calmar mi ataque de estrés?…No conozco las respuestas con certeza…

El poder de la oración

Me encanta la actitud pragmática del sector de la investigación en Estados Unidos. Si hay algo que parece funcionar, lo investigan sin mayores prejuicios. Una de las áreas de estudio científico es la del poder curativo de la oración intercesora.

En 1992, solo cuatro escuelas de medicina de un total de 125 de EE.UU. ofrecían cursos sobre religión, espiritualidad y oración; en 1999 el número creció a 60, y en 2001 ya eran 79 (Koenig, McCullough y Larson, 2001).

Los investigadores han realizado cerca de 200 estudios científicos sobre la oración y la sanidad. Dos tercios de estos estudios han presentado resultados positivos en pacientes con diferentes dolencias.

La oración marca una diferencia. Ocupar los pensamientos con motivos espirituales puede ser una salida para conseguir paz mental, una mente serena y un estado de ánimo óptimo.

Lo curioso es que la oración intercesora no trata sólo de la oración realizada por el propio paciente (que podría directamente relajarle), sino la que hacen otras personas para interceder por él. Personas que no son familia, incluso que no se conocen. Y también se han medido resultados positivos.

Neurociencia y meditación

La neurociencia sorprendió a todo el mundo hace algunos años cuando declaró a Matthieu Ricard el hombre más feliz del mundo. Francés, Doctor en bioquímica, se reconvirtió en monje budista.

matheu ricart

Matthieu Ricard. Declarado el hombre más feliz por la neurociencia

Ricard y otros meditadores fueron sometidos a un exhaustivo experimento con escáneres cerebrales. Los resultados mostraron niveles por encima de lo conocido hasta entonces en la actividad del córtex prefrontal izquierdo, relacionado con sensaciones de bienestar. Y disminuía la actividad de la amígdala, relacionada con el miedo y la ira.

Similares resultados también son medibles en meditadores novatos. Un poco de autodisciplina es suficiente para lograr cierto control mental y mejorar los niveles de felicidad de nuestras vidas.

Nuestro estado mental, la forma en que interpretamos lo que nos sucede, es lo que determina nuestro bienestar interno. Estos estados mentales se expresan como  imágenes que se suceden de forma casi ininterrumpida. Para los budistas, esas imágenes sólo son proyecciones en nuestra pantalla mental. Los meditadores son capaces de fijar su atención en lo que hay detrás del flujo de pensamiento, es decir, en la claridad de la pantalla, el aspecto luminoso de la mente o conciencia pura.

Estrés, rezos y meditación

Los estudios clínicos sugieren que entre el 50 y el 75% de todas las visitas al médico están motivadas sobre todo por el estrés y que, en términos de mortalidad, el estrés es un factor de riesgo más grave que el tabaco.

La mayoría de los medicamentos más utilizados en los países occidentales tratan problemas relacionados con el estrés: Antidepresivos, ansiolíticos, sonmíferos, antiácidos y los dedicados a combatir la hipertensión y el colesterol.

Tanto los rezos como la meditación, conducen a un resultado similar: un nivel de paz mental, gestión del estrés y sensación de conexión con otros seres humanos, o con la naturaleza en general.

Un estado psicológico óptimo para facilitar la regeneración natural del organismo, ya que, como está demostrado, el estrés es el acompañante de la inmensa mayoría de las patologías, cuando no, el causante directo.

Bibliografía consultada:
  • Curación emocional. David Servan Schreiber. Psiquiatra
  • Apuntes de Terapéutica naturista. Dr. Sergio Chacón
  • Programa Redes. Eduardo Punset

 

¿Quieres compartir tu opinión o tu experiencia?
Pincha aquí:  Begoña Ferrero. Participa
¿Deseas recibir masaje abdominal?
Pincha aquí:  Begoña Ferrero. Cita previa
¿Deseas aprender la técnica del masaje abdominal?
Pincha aquí:  Escuela Begoña Ferrero. Masaje abdominal

 

 

“La pregunta es la más creativa de las conductas humanas”. Responsable de Innovación
¿Te resultó útil este artículo?  0 0 9
Etiquetado con →