La manzanilla es tal vez la planta más conocida popularmente para el alivio de síntomas leves del sistema digestivo. Además es tan común que normalmente la puedes encontrar en cualquier cafetería, así que la tendrás a mano cuando la necesites.

Propiedades de la manzanilla

La manzanilla, tal como nos decían nuestras abuelas, posee excelentes propiedades digestivas, debido a su condición de protector y reparador de la membrana gástrica, de manera que en Medicina Natural se reconoce como muy adecuada para enfermedades en las que esté afectado algún órgano del aparato digestivo.

Favorece las digestiones difíciles, ayuda a expulsar los gases del aparato digestivo, es interesante en espasmos digestivos, y muy adecuada para el dolor de estómago, úlcera gástrica, gastritis, cólicos, etc.

La manzanilla también estimula la producción de bilis, protegiendo el hígado.

¿y por qué la manzanilla puede reparar la mambrana gástrica?

  • Por el Azuleno, una sustancia con un valor anti ulceroso,
  • También los valores antiespasmódicos de la Jaceidina ayudan durante la reparación
  • Pero es el Bisabolol el componente con mayor poder antiinflamatorio y reparador.

Un poquito de teoría

Medicina Integrativa: Manzanilla

Medicina Integrativa: Manzanilla

Su nombre más usado es Manzanilla o Manzanilla común. Su nombre científico es Matricaria Chamomilla L, Matricaria recutita L, o Matricaria chamomilla L.

Es una planta perenne de hasta 60 cm. de altura, con tallos erectos y hojas divididas con lóbulos dentados.  Sus flores se organizan en capítulos de hasta 2,5 cm. de diámetro, con ligulas blancas, que cuelgan a medida que maduran, y flósculos amarillos.

Las Partes utilizadas son las cabezuelas florales.

Los Principios activos de la Manzanilla son:

  • Un aceite esencial compuesto de camazuleno, bisabolol y farmeseno;
  • Los heterísidos flavónicos, palestrinea, quercetol y apigerina.

Acciones farmacológicas, e indicaciones o aplicaciones

  • Posee propiedades digestivas.
  • Reparador de la membrana gástrica.

Toxicidad de la Manzanilla

  • Aunque en ningún caso es tóxica, tratamientos prolongados, o con demasiada cantidad, pueden conducir a irritaciones digestivas con sensaciones de vómito.
  • También se han descrito ciertos casos de insomnio y nerviosismo.

La parte práctica: Dosis y formas de administración

Medicina Integrativa: Infusión de manzanilla

Medicina Integrativa: Infusión de manzanilla

Infusión para tomar en cualquier momento: Se prepara con unas seis flores por taza durante dos minutos (la bolsita del bar, más o menos). Para optimizar sus propiedades es mejor dejarla reposar cinco minutos, se cuela si es necesario, y se toma. Mucho mejor si se puede acompañar con miel, y no con azúcar refinada.

Infusión para aliviar síntomas digestivos : Se toma una cucharada de postre de flores por taza. Hay que infundir durante diez minutos, y te recomiendo tomar tres o cuatro tazas al día, siempre antes de las comidas (no después, que es lo que se suele hacer)

La infusión es la forma habitual de consumir la manzanilla, sin embargo también puedes elegir otros productos a base de manzanilla:

Aceite esencial: Se pueden tomar de dos a tres gotas, y puedes repetir entre una a tres veces al día. Como máximo recomendamos no superar las cinco gotas por toma.

Polvo: Recomiendo tomar entre 300 a 500 miligramos por dosis, y puedes repetir entre una a tres tomas al día.

Extracto fluido (1:1): La dosis es de 20 a 50 gotas, y esto lo podrías repetir una a tres veces al día.

Tintura (1:5): La dosis es mayor, de 50 a 100 gotas, una a tres veces al día.

Extracto seco (5:1): Con este preparado la dosis necesaria en muy pequeña. Son 0,3 a un gramo al día, repartida en tres tomas.

Jarabe (5-10% de extracto fluido): Puedes tomar entre 10 a 50 gramos cada día.

Muchas gracias por tu atención. Espero que ahora sepas un poquito más sobre la archiconocida manzanilla y puedas sacarle todo el beneficio posible.

"La naturaleza es la que cura"

“La naturaleza es la que cura”

Para estudiar Fitoterapia, o venir como oyente, pincha aquí:  Escuela Begoña Ferrero. Fitoterapia
¿Quieres leer algo más sobre plantas aromáticas?   Tomillo
Licenciada en Medicina
¿Te resultó útil este artículo?