El Roble es una de las plantas más usuales en  Medicina Natural para aliviar molestias de la garganta, nariz y oídos. Aunque también sirve para muchas más cosas…

Garganta, nariz y oídos

roble-5

La garganta, la nariz y los oídos constituyen una unidad anatómica y fisiológica, ya que todos estos órganos se hallan comunicados entre sí. La capa mucosa que recubre su interior se continúa sin transición entre unos y otros.

Cada oído se comunica con la faringe a través de un fino conducto llamado Trompa de Eustaquio. Dentro de la garganta, incluimos la faringe, las amígdalas y la laringe, en el interior de la cual se produce la voz.

Con las fosas nasales están los senos paranasales, cavidades excavadas en el espesor de los huesos de la cara y comunicados entre sí. La inflamación de los senos paranasales se denomina sinusitis.

Las amígdalas y los senos paranasales son lugares propicios para ser colonizados por gérmenes patógenos, que quedan acantonados en ellos, constituyendo focos de infección, desde los que se vierten toxinas a la sangre y a otros órganos.

Las plantas medicinales, ya sean aplicadas en forma de gargarismos, irrigaciones nasales o inhalaciones, o ingeridas por vía oral, tienen una acción antiinflamatoria, suavizante, antibiótica y facilitadora de la expulsión de la mucosidad.

El Roble

roble-1

Soluciones de Medicina Integrativa: Roble

Nombre científico: Quercus robur L.

Hábitat: Árbol muy conocido, que forma extensos bosques en Europa y América.

Descripción: Gran árbol de la familia de las Fagáceas, de copa ancha y tronco grueso y macizo, que alcanza hasta 20 metros de altura. Sus hojas son lobuladas, de color verde oscuro por encima y más claro por el envés. Las bellotas, sus frutos, nacen de largos peciolos (rabillos) colgantes de las ramas.

Partes utilizadas: la corteza y las bellotas.

Propiedades e indicaciones

La Corteza del Roble es muy rica en taninos (hasta el 20%). Éstos son astringentes (secan las mucosas inflamadas y precipitan o coagulan las proteínas de los tejidos animales). Al actuar sobre los tejidos inflamados, los secan y endurecen.

También tiene un efecto antiinflamatorio y analgésico, y detiene las pequeñas hemorragias superficiales.

Las bellotas contienen taninos, glúcidos, y lípidos de alto valor biológico. Son astringentes, y constituyen un alimento idóneo en las diarreas por gastroenteritis.

roble-4

Soluciones de Medicina Integrativa: Las bellotas de roble

En la Estomatitis y faringitis, se aplica en enjuagues o en gárgaras, varias veces diarias, con lo que se consigue aliviar la sensación de picor o de escozor, a la vez que se obtiene un efecto antiséptico y cicatrizante.

En la Inflamación de las encías, ayuda a limpiar la suciedad acumulada en el fondo de ellas.

Puede afirmar los dientes que empiezan a moverse como consecuencia de la inflamación de las encías y de los tejidos que sujetan el diente al hueso alveolar.

En la Conjuntivitis y blefaritis (inflamación de los párpados), se recomiendan baños oculares, o se aplica una compresa empapada en el líquido de la decocción, cada 4 horas.

En las Hemorragias nasales, se aplica en forma de irrigación, o bien empapando una gasa que sirve de taponamiento.

En los Sabañones, se aplica en forma de baño de brazos o de pies, 3 veces/día durante 15 minutos, con una decocción de corteza de roble o encina caliente. Hace desaparecer el enrojecimiento y el picor de la piel.

Para las Hemorroides y fisuras de ano, actúa reduciendo la inflamación anal, detiene la pequeña hemorragia que suele acompañar a estas dolencias, y favorece la cicatrización de las fisuras anales. Se aplica en baño de asiento caliente, de 15 minutos de duración, 1-2 veces diarias, y también en forma de enema (lavativa).

Para eccemas y grietas de la piel, se aplica en forma de compresas, empapando un pañuelo de algodón. Seca, desinflama y cicatriza la piel.

En úlceras y llagas de difícil cicatrización, aplicar una compresa empapada en el líquido de la decocción de Roble, renovándola cada 4 horas.

En reumáticos, se aplican compresas calientes con una decocción de corteza de roble. Tienen efecto antiinflamatorio y antirreumático. Se usan para calmar dolores osteomusculares o articulares en la región cervical, dorsal o lumbar y también en muslos y piernas.

Preparación y empleo, para uso externo

roble-2

La decocción se prepara con con 60-80 gramos (unas 4 cucharadas) de corteza de roble o encina triturada en un litro de agua. Dejar hervir durante 10 minutos a fuego lento. Se filtra y se aplica sobre la zona afectada. Te recuerdo esquemáticamente:

  • Enjuagues y gargarismos para afecciones de la boca y de la garganta.
  • Irrigaciones vaginales.
  • Baños de asiento y lavativas para afecciones del ano o recto.
  • Baños de brazos y pies para los sabañones.
  • Fomentos o compresas calientes sobre músculos o articulaciones doloridas.
  • Compresas, empapando un paño de algodón o una gasa que se renueva cada 4 horas, para afecciones de la piel.

Laurisilva. Centro de Medicina Integrativa “La naturaleza es la que cura”

Para solicitar tratamiento de Medicina Integrativa en Las Palmas, pincha aquí:   Laurisilva. Centro de medicina Integrativa
Para estudiar el uso de las plantas medicinales, o venir como oyente, pincha aquí:   Escuela Begoña Ferrero. Fitoterapia
¿Quieres leer más sobre plantas medicinales?   Soluciones de Medicina Integrativa: Tunera

 

Licenciada en Medicina
¿Te resultó útil este artículo?  0 0 1