¿Qué se podría considerar una Escuela “de verdad”?

Hace meses que estamos construyendo un proyecto muy ilusionante. Una clínica de Medicina Integrativa, con varios socios procedentes de Estados Unidos, donde esta medicina (lo mejor de la medicina convencional combinado con lo mejor y más científico de la medicina natural) está legalizada desde los años noventa.

Una de mis jóvenes socias en este proyecto, recibió un comentario por parte de una persona perteneciente al área sanitaria española:

-“¿Begoña Ferrero? ¡Pero si esa no es una escuela de verdad!”.

Me chirría este comentario, porque consideramos a la marca Begoña Ferrero como una socia interesante en un proyecto de Medicina Integrativa.

En la Medicina Integrativa, el paciente o cliente, reconoce su propio protagonismo en su salud, PREGUNTA por las raíces de sus síntomas, y está interesado en APRENDER a cuidarse, a prevenir, y en caso necesario, a recuperarse y a SABER cómo no recaer.

David y Goliath: Enseñanza no reglada y Enseñanza reglada

david-y-goliath

Evidentemente, son Escuelas “de verdad” las que organizan enseñanza reglada, los colegios, institutos de bachillerato, de formación profesional y Universidades, entre otros. El dinero con el que funcionan estas maravillosas instituciones, es público (todo , o parte). Y sus trabajadores son funcionarios, (o van camino de serlo).

Acompañando a esta enseñanza pública, se desarrolla también la enseñanza privada. Las academias privadas, somos como cualquier otra empresa, como una tienda de ropa, o de lámparas por ejemplo. El cliente llega, mira, se prueba las cosas, y si algo le gusta, lo paga y se lo lleva.

La única diferencia, es que nuestras lamparitas son muy chiquitas, y se instalan en las neuronas.

Nuestro producto, es un intangible, un conocimiento y una habilidad. En el caso concreto de la marca Begoña Ferrero, conocimientos y habilidades sobre bienestar.

La enseñanza privada suele ser de muy alta calidad. Desde los directivos hasta el personal de limpieza, pasando por el magnífico profesorado vocacional, dependemos de la satisfacción del alumno, (que es nuestro jefe, quien nos paga nuestras nóminas), así que tratamos de tenerle bien contento. Para ello le ofrecemos programas actualizados, con poca teoría y mucha práctica, y referente a temas que la enseñanza reglada generalmente no incluye. Al revés que en la enseñanza pública, que recibe dinero del Estado, nosotros damos dinero a la Hacienda Pública, mediante el pago de nuestros impuestos.

La enseñanza reglada, y la enseñanza no reglada, no somos como David y Goliath, que andan a predradas y a garrotazos. Somos colaborativos y amigos.

Yo misma estudié mi carrera (Arquitectura Técnica) en una Universidad pública, la Universidad de La Laguna, y después hice un Programa de Desarrollo Directivo en ESADE, una institución privada. Las personas elegimos libremente qué queremos estudiar, en una amplia oferta de academias, para todas las edades y gustos.

¿Podríamos hablar del concepto de “Enseñanza Integrativa”, que aprovecha lo mejor de ambos sistemas, para el bien del estudiante a lo largo de toda su vida?

Begoña Ferrero: Enseñar bienestar en un lugar turístico

quiro-82

La andadura de la marca Begoña Ferrero comenzó en 1988, trayendo directamente desde Barcelona, un trocito de la Europa del Bienestar hasta Gran Canaria. En aquel momento no había oferta sobre enseñanza de bienestar en las islas, y las personas interesadas en formarse, tenían que viajar a la península, o al extranjero. Sin embargo, había una clara demanda de masajistas, especialmente en el sector turístico.

La marca Canarias está asociada al concepto de bienestar desde hace siglos (puede que milenios) y los canarios somos extraordinariamente amantes del masaje, de la calma, de la calidad de vida y del relax. Era y es una buena idea poder estudiar Masaje y Terapias Naturales aquí. Especialmente aquí.

Todos estos años hemos aportado humildemente nuestras soluciones de bienestar, desde el respeto más exquisito hacia las instituciones sanitarias.

En definitiva, ¿somos de verdad?

verdad

Afirmo que sí, y para quienes lo quieran comprobar científicamente:

Nuestras puertas están abiertas a los libres oyentes, los libres observadores, y dado que muchas veces se trata de masaje, hasta somos palpables.

Tenemos CIF, tenemos un objeto social registrado ante notario, tenemos web, blog, facebook, twitter….. cumplimos todas las leyes habidas y por haber, y nuestra contabilidad se encuentra publicada año tras año en el Registro Mercantil. (No cotizamos en ningún paraíso fiscal).

Escuela Begoña Ferrero

Escuela Begoña Ferrero en Facebook

Además tenemos cierto orgullo sano por lo que hemos hecho, e ilusión por lo que podemos hacer en el futuro.

"La naturaleza es la que cura"

“La naturaleza es la que cura”

“La pregunta es la más creativa de las conductas humanas”. Responsable de Innovación
¿Te resultó útil este artículo?  1 0 5